jueves, 12 de marzo de 2015

ENRIQUE BARRERA



En esta oportunidad queremos destacar el original trabajo del joven y promisorio trabajo de Enrique Barrera, joven chileno residente en Valparaiso










Nací en la ciudad de Valparaíso, Quinta Región de Chile. Empecé a sacar fotografías el año 1998 cuando cursaba segundo medio.

En 2007 entré a estudiar fotografía en Viña Del Mar, donde aprendí técnicas, trucos y fundamentos fotográficos junto a los fotógrafos Verónica Soto y Alberto Lagos. El año 2009 me titulé como Técnico Profesional en Fotografía. Desde ese momento he trabajado para diversos medios de comunicación e instituciones. Durante mi carrera fotográfica he realizado diversas exposiciones individuales y colectivas, también he ganado concursos fotográficos a nivel regional y nacional.

Los campos fotográficos que me apasionan y practico son la fotografía documental, social y de prensa. Hoy en día trabajo como reportero gráfico para el primer sitio de fotoperiodismo en Chile: www.huelladigital.cl.


Visión de obra

Mi obra “Rostros de Puerto” retrata a los habitantes típicos que rondan de día por las calles del centro de Valparaíso, muchas veces ignorados por nuestras miradas. Valparaíso es una ciudad informal y al tener ese detalle muchas personas optan por la vida fácil, vivir sin reglas y el relajo diario que en algunos casos lleva al alcoholismo. En las calles de Valparaíso podemos encontrar a mendigos rondando en su búsqueda de cachureos. Travestis paseándose a plena luz del día llenos de felicidad, ebrios durmiendo en plazas, artistas que se inspiran en las bancas, jubilados pidiendo limosna o ancianos que pasan todo el día sentados en la calle para entretenerse.

No solamente llaman la atención los contrastes arquitectónicos, también lo llaman los contrastes que hay en las personas que viven en la ciudad, que con sus rostros y atuendos cuentan una historia visible.

Es interesante mostrar este tema porque es una las tantas realidades y contrastes de Valparaíso, importante dar a conocer la verdad de lo que sucede y hace al puerto tan místico y llamativo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario