viernes, 6 de marzo de 2015

NO ES DIOS, PERO CREO EN ELLA


Lourdes Martinez, joven  poeta hondurena, nos presenta un precioso poema que refleja la fuerza de una madre y su lucha frente al sufrimiento.









                                                                                  A Lourdes Martínez 




Mamá tiene el corazón roto.

Le arrebataron la infancia,

escondieron su mayor tesoro,

la volvieron de sal.

Pelea con la distancia,

el miedo,

la nostalgia,

la soledad.

No se rinde,

se disfraza de sonrisas,

caza sueños como fiera,

viaja a mí día y noche. 

No es Dios, pero creo en ella.





No hay comentarios:

Publicar un comentario