miércoles, 13 de abril de 2016

MAMI ¿DONDE ESTA EL PUNK? HOY, VENUS


Un referente único para algunas bandas de la nueva generación de rockeras, es Venus, banda formada por Rose Marie Vargas y amigas de su liceo a finales de los ochenta, a la que se unió Sara Ugarte en 1992, luego de un sinnúmero de rotaciones de integrantes. Sus influencias generales se acercan a bandas como L7, Babes in Toyland, Volcaría, Doro Pesh, JoanJetty Elástica, dentro de los referentes femeninos. Hoy las destacamos en Mami Donde Esta El Punk








Las influencias musicales de Venus fueron mayoritariamente hombres guitarristas virtuosos del rock. Este punto es de vital importancia, dado que ilustra claramente cómo el punto de partida para una mujer en el rock puede cimentarse sobre ejemplos masculinos. Por su parte, la segunda integrante histórica, Sara Ligarte, se formó como artista visual y hoy vive en Buenos Aires. Para su proyecto ha trabajado con los ideales de belleza femenina a través de figuras situadas en el ámbito pornográfico y sensual, lo que también se plasma en la estética general de la banda.

 

Sara cumplió con el rol de la composición, canto y letras, mientras Rose Marie tuvo a su cargo los arreglos, composición y el nombre. Venus fue la primera banda femenina que firmó con un sello multinacional en Chile, lo cual resultó ser bastante complicado en esa época. Sus inicios en el año 1987 fueron el comienzo de un proyecto largo y complejo, que culminó con la disolución definitiva de la banda antes de los 2000. El proceso del primer álbum, El ataque de zorrita, en 1996, fue castrante y postizo para ellas, que buscaban siempre una sonoridad más densa que la que el sello les permitió






A esto se agrega, por supuesto, el predecible problema de la marginación y cuestionamiento por parte de los rockeros hombres, que no podían entender que un sello importante firmara con una banda de mujeres, pasando este hecho a ser automáticamente sospecha de favores turbios. Recuerdan ellas con ironía las altas exigencias que el público ponía a esta banda de mujeres tocando punk rock adolescente, para quienes ellas debían "probar" que sabían y podían tocar tan bien como los hombres. Finalmente lograron trabajar en completa libertad una vez finiquitado su contrato con el sello, en su segunda producción, Dolor de fin de siglo, en 1998. Obviamente, este disco nunca fue conocido ni difundido, a pesar de ser uno de los discos precursores del rock industrial en nuestro país.



El sonido mixto de este segundo disco, muy enérgico, y con clara influencia de bandas como Sisters ofMercy, Marilyn Manson y Nine Inch Nails, entre otras, emplea guitarras con un alto nivel de distorsión y efectos, ejecutadas por Rose Marie y Sara, y un bajo minimalista, tocado por Claudia Parra, además de batería programada y secuencias electrónicas, lo cual transforma la sonoridad del rock tradicional en un viaje que va más allá de la interpretación instrumental. Y la fuerza de este discurso se refuerza con la intencionalidad provocativa en la emisión de la voz y los textos, esencialmente femeninos, si bien no intencionalmente feministas.
  

Como aproximación a la búsqueda interna de Venus, tomé como referente la página web de la banda, que tiene una línea estética muy particular4. Los ítems que conforman la página llevan como nombres Dolor, Demencia, Violencia, Asfixia y Equilibrio. Cada uno de estos link nos lleva hacia la información sobre la historia de la banda, letras de canciones, notas sobre el nuevo disco, etc., acompañados todos por imágenes de mujeres. La apariencia física de éstas denota un estado de perturbación, como si sus figuras evocaran el recuerdo de una mujer transformada. Es posible que se trate de una única mujer en diversos estados, posiblemente la misma Venus, aquella diosa que cede ante su esposo, Vulcano, para salvar a su enamorado Adonis, proceso en el cual se transforma. También podría tratarse de varias mujeres distintas. De todos modos, la génesis femenina se percibe claramente en la idea general. En el texto, este ambiente se ve reafirmado en la letra del tema " Tu dolor".  


El texto habla a partir de la relación amorosa de una mujer, y su estructura no deja sospechas: tres versos del poema son dedicados a manifestar su adoración por el otro, mientras trece versos conforman la definición de lo que ella significa para la realización y satisfacción de su pareja. Y esta dominación o exaltación del papel que ella cumple en la vida de él (o ella) tiene una connotación sexual inherente, en la forma de la dominatriz, que queda establecida en las primeras líneas del texto: "sabes que aquí dentro logras encontrar la paz". Ella mantiene el control sobre la situación. Pero, reflejo de la naturaleza cambiante de la femineidad, se da luego una suerte de contraposición que refleja una actitud distinta a la primera etapa, e irrumpe ,1a idea que muestra una entrega total por parte de ella hacia él: "yo soy tuya", en contraposición con un esperable "tú eres mío", que nunca llega. En este verso la canción cambia drásticamente del modo menor a la relativa mayor, lo que da una sensación de apertura reflejada, al mismo tiempo, en el tipo de emisión vocal. ¿Por qué no pensar que este troque hacia el poder masculino tiene como efecto principal llevar al auditor hacia la reflexión acerca del sentido de posesión y género, que tanto ha desfavorecido a las mujeres, en una historia llena de abusos e injusticias?


Los dejamos con Correcaminos, en una presentacion realizada el 2012 en la sala SCD 
 





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario