sábado, 25 de junio de 2016

CARROÑERO DE LA PUPILA

Pablo Lacroix es un escritor y artista performance nacido en San Fernando (Región de O’Higgins), Chile. Profesor de lenguaje y comunicación especializado en literatura. Fundador del colectivo Mal de Ojo. Editor en Ajiaco ediciones. Entre sus publicaciones destaca DER GOLEM, libro de poesía, publicado por Ediciones Etcétera, Concepción. De ese libro extraemos este poema de nombre Carroñero De La Pupila




Nací del escombro del tiempo

como chamán sin nombre

lamía los minutos de mi ojo enterrado



Me visto con incienso negro

y busco temeroso lo innombrable

que sigue mis pasos con instinto fetal



Nací precario, como un niño de greda

que juega a vestirse entre la muerte

y entierra su pupila donde es mudo el barro



Se me empaña la vista



En este precipicio bestial

busco lo innombrable entre un verso de escombro



Soy pupila y carbón salado



Predico el verso tácito

cada vez que limpio lo borracho en la memoria

en esta plaga afónica que llaman desierto



Y esta mirada negra como los ojos de un perro

como esta cola de perro que guardo entre mis manos

como los colmillos de perro que entierro en mi ojo

es la baba negra que escupo en mi cuerpo



Arranco llantos con la mirada

entre el miedo que guardo en la sombra del ojo



Mi párpado seco, ensangrentado de tanto Homicidio

yace enterrado en los terrenos de mi nombre



Porque cada noche siento que tengo un hijo / y es mi rostro

que despierta en las mañanas como carroñero de pupilas

y se disculpa constantemente por tener el ojo humano

eso tan propio, que no me ha quitado la muerte









No hay comentarios:

Publicar un comentario