martes, 14 de junio de 2016

MAMI ¿DONDE ESTA EL PUNK? HOY LAYLA MARTINEZ

Layla Martinez es una de las autoras más interesantes del panorama español actual. Su prosa oscura, su poesía política, su imaginario brutal consiguen que su voz sea única. Esta semana entra en imprenta el que será su segundo libro de poemas,Las canciones de los durmientes publicado por La Garúa. Hoy Gina Marchita ha querido destacarla con su escrito Los Dedos diminutos de los Muchachos





Los dedos diminutos de los muchachos




     La sequía había comenzado en el doloroso año de 1807, que sería recordado por tener tres inviernos consecutivos. Tres inviernos largos como los dedos de los profetas que se acarician el interior de las mejillas, como las barbas de los carpinteros que fabrican cadalsos resistentes a las epidemias de tristeza propagadas por las autoridades estatales. En ninguno de los tres inviernos llovió. Ni siquiera cuando las abejas comenzaron a salir de la boca de las muchachas que habían enfermado recientemente. Ni cuando el leñador apareció estrangulado con los cabellos de su esposa. Ni cuando el afinador de campanas enloqueció después de haber bebido la leche amarga de la comadreja. No llovió, pero las heladas congelaron el rostro de las muchachas, que nunca volvieron a envejecer, a pesar de que al año siguiente fue 1457, que sería recordado porque el sol no salió ni un solo día y fue de noche trescientas sesenta y cinco veces seguidas. Las heladas congelaron también las manos de los muchachos, y estas nunca volvieron a crecer a pesar de que el resto del cuerpo sí lo hizo. Los muchachos de dedos diminutos tuvieron que dedicarse a oficios delicados, como a anotar cuidadosamente las plagas que comenzaron a sucederse desde entonces, o a rapar al cero a los adolescentes internados en instituciones estatales o a fabricar tenedores para las muchachas que vivían al fondo de los pozos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario