lunes, 5 de septiembre de 2016

ROCKOUT FEST 2016

El pasado sábado 3 de septiembre se llevó a cabo una versión mas del Rockout Fest, el cual tuvo en su escenario a bandas de prestigio como Dead Kennedys, Mesuggah o Rammstein entre otras. Parte del equipo de Experimental Lunch asistió a este evento, disfrutando y analizando gran parte del show. He aquí un resumen de lo que pudimos presenciar





Por Gonzalo Vilo







El pasado sábado tres de septiembre, parte del equipo de experimental Lunch tuvo la oportunidad de asistir y analizar en profundidad una nueva versión del Rockout Fest, el cual en esta oportunidad, se realizó en el estadio Santa Laura de Santiago de Chile. Para esta ocasión, el evento conto con bandas promisorias como Hellyeah y otras de mucho prestigio como Rammstein, Dead Kenndys o Meshuggah. Todas, de alguna u otra forma, con altos y bajos, lograron responder a su expectativa y dieron realce a este importante festival.







     La tarde partió con sonido nacional. Valium y All Tomorrows, bandas que lograron dejar bien parado el rock de nuestro país. Luego llegó el turno de Anti Flag y Hellyeah, agrupaciones jóvenes de los Estados Unidos cuyos estilos más próximos al punk melódico y el Groove metal, mostraron parte de su repertorio que los tiene considerados como promesas del rock. Sin embargo, particularmente, de estas dos últimas, solo me gustó parte de lo mostrado por Hellyeah, cuya propuesta la encontré un poco más real y trabajaba. Destacando, aparte el hecho de que en esta banda coexistan músicos de la talla de Chad Gray y Greg Tribbett (vocalista y guitarrista de Mudvayne, respectivamente), y Vinnie Paul Abbot, antiguo baterista de Pantera.










Luego de este aperitivo, vinieron los platos fuertes de la jornada. Los primeros en aparecer fueron los míticos Dead Kennedys. Banda que es del gusto personal de quien escribe esta crónica. La presentación de estos legendarios punk rockers, sin embargo, no fue lo que yo esperaba, aunque quizás había llegado con demasiadas expectativas. Pese a superar algunos problemas técnicos que en un principio desconcentraron y sabotearon, de alguna forma su presentación, luego la banda careció de la fuerza de antaño y temas como Holyday in Cambodia o too drunks to fuck no fueron ese choque eléctrico de adrenalina que me hacían saltar y cabecear. Obviamente en esto influye el paso del tiempo. Y es que, ya ni East Bay Ray ni Klaus Flouride, poseen esa fuerza de antaño, aun cuando mantienen una calidad técnica enviadiable en el bajo y la guitarra. Solo D.H. Peligro sigue machacando como antes en la batería, pero no es suficiente. 


Mención aparte es Ron "Skip" Greer , vocalista que pese a poseer un registro vocal muy parecido a Jelllo Biafra e intentar mantener su estilo sobre el escenario, no logró convencer al público. De todos modos, la banda tuvo momentos altos, como en Viva Las Vegas y Nazi Punk Fuck Off, que fueron coreados por la gente.





Meshuggah fue la sexta banda en presentarse. Para los fanáticos de esta agrupación sueca de metal, la hora y media de show fue algo espectacular. Sólidos en cuanto a sonido e interpretación, dieron muestra del por qué son considerados como una de las mejores bandas de metal en la actualidad. Con una performance fuerte y sobria a la vez, dejaron que su música hablara por ellos, la cual deleitó a los fanáticos que disfrutaron con temas como Perpetual Black Second, obZen o That Finds You First trabajos intensos y llenos de violencia que conmovieron a los oyentes de este tipo de música. Sin embargo, quizás el escenario no fue el ideal para ellos y una hora y media no fue algo tan grato para los espectadores que siguen otro tipo de música.








Luego de la banda sueca se presentó Off Spring. Hacía mucho tiempo que no sabía nada de esta banda de punk californiano que en los noventas nos hicieran cabecear con I am gonna keep on separated. La verdad, no esperaba mucho de ellos, sin embargo, debo reconocer que fue una presentación excelente, en donde los temas clásicos de la banda fueron interpretados de manera sólida por Dexter Holland y los suyos. El quinteto californiano The Offspring fue ¨El perfecto caldo de cultivo para echar a andar el mosh al son de sus contagiosas canciones en base a una selección de su repertorio forjado en 30 años de carrera¨ dijo parte de la prensa especializada, y creo que están en lo correcto, temas como You’re Gonna Go Far, Kid, All I Want, What Happened to You? O Staring at the Sun fueron un mazazo e hicieron despertar a un público que parecía un tanto dormido.











Finalmente, el show finalizo con la banda que la mayoría iba a ver. Los alemanes de Rammstein, quienes luego de una expectante e inquietante lapsus antes de ingresar al escenario, remecieron al público con uno de los shows más extraordinarios que se hayan visto en nuestro país y que confirmaron todas las alabanzas que desde todo el mundo se ha hecho hacia estos músicos. 


Todo comenzó con una imagen de cuenta regresiva que fue acompañada por el estallido del público, y fuegos pirotécnicos. Luego, Till Lindemann, acompañado del resto de Rammstein, puso en marcha la maquina alemana, entregando lo que la multitudinaria audiencia esperaba. Con imágenes que se asemejaban a un film de zombies y una puesta en escena parca, los alemanes presentaron un espléndido y pirotécnico show. Temas como Reise, Reise, Hallelujah, Zerstören, Amerika, Te quiero puta o el clásico Du Hast, dejaron a los fanáticos y los no tanto, con la boca abierta. 







En definitiva, fue un muy buen festival, muy bien organizado, con algunas fallas en el sonido, pero que no opacaron lo que fue una jornada memorable vivida el en el Estadio Santa Laura.






Los dejamos con Engel durante la presentacion de  Rammstein en el Rockout














No hay comentarios:

Publicar un comentario